RECONCILIACIÓN CUÁNTICA

RUTH CARRILLO

Patrick Drouot. La inteligencia está en el corazón.

Patrick-Drouot-doctor-en-Cienc_54270745638_53389389549_600_396

Patrick Drouot es licenciado en física por la Universidad de Nancy, obtuvo un master en física en la Universidad de Columbia, Nueva York. Es fundador y presidente del Instituto de Investigación Física y de la Consciencia, con sede en Paris.

Para introducir al Sr. Drouot he pensado que sería buena idea leer algunas de sus reflexiones:

“Cada uno de nosotros es un proceso dinámico de una conciencia inmortal que se revela en su ser de carne y hueso. Este despertar confiere a cada persona el sentido de su totalidad, la conciencia de hallarse en armonía con la vida y formar parte del universo”

“El conjunto de mis investigaciones, realizadas a partir de las experiencias que he vivido o he hecho vivir a otros, me han llevado a pensar que la visión occidental que hoy tenemos de la realidad y de la estructura bioenergética del ser humano es superficial, incompleta y errónea”

“¿Qué hay de esos mundos diferentes?. Como nuestro universo, pueden contener materia sutil y, eventualmente, seres, consciencias o frecuencias inteligentes. En otras palabras, esos mundos diferentes serían similares al universo que percibimos, pero vibrarían a frecuencias más elevadas”

“La visión pluridimensional del ser humano y la comprensión del modo en que puede actuar el espíritu a través del cerebro sobre la secreción hormonal de la glándula pineal ( epífisis ), y sobre toda la química elaborada por nuestro cerebro, puede llegar a ser la base de muchas terapias del futuro”

“El amor es una vibración fundamental, la más poderosa del universo”

“Pero, aunque la naturaleza tenga horror al vacío, la sanación, los milagros, nacen precisamente de ese vacío”

“El problema reside en un simple hecho y es que el enfoque médico ortodoxo cura los efectos de la enfermedad, pero no tiene en cuenta las raíces emocionales, energéticas y espirituales que han originado la falta de armonía”

“La sanación es la apertura, la evolución, la transformación que toda persona busca. La sanación es sobre todo el descubrimiento de sí mismo, y eso va más allá del principio de la vida y de la muerte”

“Así pues, el cuerpo no es más que el último eslabón de una larga cadena energética que encuentra justificación en el universo clásico. El sistema físico, lejos de ser un sistema cerrado, es uno de los componentes de un gran campo energético total en perfecto equilibrio dinámico. Los sistemas llamados campos o cuerpos por la tradición están compuestos, de modo peculiar, por frecuencias diferentes a las del cuerpo físico.”

ENTREVISTA A PATRICK DROUOT EN LA VANGUARDIA.

Tengo mucho que contarle.

Bien.
Desde el renacimiento considerábamos el tiempo algo constante, unidireccional e irreversible, pero hemos empezado a entender que el tiempo posee una densidad.

Se me escapa el concepto de densidad temporal.
Imagine que el transcurrir del tiempo es como si uno abre más o menos el grifo y el agua (el tiempo) corre más o menos. En los últimos diez años esa densidad se está acelerando, se observa en los relojes atómicos.

Entendido.
Se sospecha que una estructura cultural (las reglas y valores que rigen las finanzas, o la salud, o las empresas…) es una inteligencia que evoluciona por sí misma, y que la inteligencia humana evoluciona menos rápidamente que dichas estructuras. Esa es la razón por la cual ya no se entienden los problemas actuales. Hace 50 años el mundo era muchísimo menos complejo.

Y la causa es la aceleración de la densidad temporal.
Sí. Hace unos diez años empezamos a darnos cuenta de que algunas herramientas financieras, del mundo de la salud, o de la empresa…, empezaban a no funcionar.

Póngame un ejemplo.
Un estudio del Ministerio de la Salud de Francia que analizaba la evolución de 25 tipos de cáncer en los últimos 20 años reveló que 19 se habían disparado de manera anómala. El cáncer de próstata en los hombres ha aumentado casi un 300%. Conocemos las causas, decía el estudio, pero debe haber algunos factores más que desconocemos.


Como asesor de eurodiputados y diversas empresas podría ponerle muchos ejemplos que creemos que están relacionados con la aceleración de la densidad temporal, por eso he dedicado diez años a estudiarlo.

¿Y?
Así surgió la teoría del pensamiento integral (hemos de cambiar nuestra forma de pensar, de forma que trascienda los límites comúnmente admitidos de nuestras conexiones neuronales) y llegué al fenómeno de coherencia neurocardiovascular.

Cuénteme.
He leído su entrevista a Annie Marquier (La Contra del 14 de marzo) y sus planteamientos son correctos: el cerebro del corazón es el que toma las decisiones… Pero ¿por qué?


El inventor del reloj de pared fue un holandés llamado Huygens. Cada día le daba cuerda a sus relojes y comprobó que al cabo de un rato y en un tiempo aleatorio todos se sincronizaban con un reloj en concreto.

El más grande.
Sí, lo que en ciencia se llama el fenómeno de arrastre. Pues bien, el mayor reloj biocorporal del cuerpo humano es el corazón. Ahora le explicaré lo que es la coherencia: Ima está en coherencia cuando escribe un artículo y todo fluye, y está en incoherencia cuando tarda una barbaridad en acabar su artículo, está agotada y nerviosa.

Entendido.
En ciencia un sistema coherente es un sistema que consume poca energía para un máximo rendimiento, y es incoherente cuando se traga cien litros de gasolina para recorrer un kilómetro. El corazón emite señales eléctricas que se pueden ver en una gráfica sinusoide. Pero nunca se había medido la tasa de variabilidad cardiaca.

Eso me lo tendrá que explicar.
Es una gráfica que muestra la ondulación de las señales eléctricas del corazón. En la inmensa mayoría de la gente es muy irregular. Pero si la altura de las curvas se repite de forma regular la persona está en estado de coherencia. El corazón manda esta señal, que es como un lenguaje, al neocórtex.

El cerebro superior.
Sí, y él lo va transmitiendo a todos los relojes secundarios del cuerpo: el sistema nervioso central, el sistema hormonal, etcétera. Desde los primeros estudios empezamos a entender varias cosas.

Nada mejor que estar en coherencia.
Eso es: cuando una persona está en coherencia es eficiente; cuando está en incoherencia y va hacia un estado de coherencia van desapareciendo cefaleas, reumas, las heridas cicatrizan más rápido e incluso vimos varias curaciones de cánceres.

Es como una novela.
Si yo fuera un sanador, le diría: respire a través del corazón sentimientos de amor y autoestima, promueva los pensamientos positivos, que, por cierto, generan trenes de ondas eléctricas.

Pero es un físico.
Por tanto, me dije: una señal eléctrica es una frecuencia que mediante una ecuación se puede transformar en longitud de onda, así que he creado un sonido que reproduce en longitud de onda exactamente la tasa coherente de variabilidad cardiaca.

¿Y a qué suena un corazón coherente?
Es precioso. Escuchar durante cinco minutos esa melodía pone en estado de coherencia nuestro corazón, es lo que yo llamo una reestructuración neurocardiovascular.

¿Han experimentado con ese sonido?
Sí, en el campo de la empresa, la medicina y el deporte de élite, con excelentes resultados, sobre todo en cuanto a fluidez neuronal. El ser humano tiene posibilidades increíbles, pero estamos limitados por un modelo racional que nos ahoga.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: